Blog

Matrícula cero y alivios a Icetex:
¿Qué propone la reforma tributaria?

Las dos grandes apuestas de cara al acceso a la educación superior se discutirán en el Congreso.

Dos son las principales prioridades en materia legislativa que tiene el Gobierno en el sector de la educación superior. La primera de ella es la matrícula cero, mientras que la otra es avanzar con la reforma al Icetex, uno de los temas pendientes para el cumplimiento de los acuerdos alcanzados con los estudiantes en el 2018.

Y para ello, se busca hacer uso de uno de los proyectos de ley a los que más le apuesta el ejecutivo para sacar adelante en el Congreso: la reforma tributaria, la cual ya fue radicada.

El también llamado proyecto Ley de Inversión Social, no solo incluye importantes cambios para aumentar el recaudo por medio de modificaciones tributarias, sino que incluye un paquete social en el que se logró incluir la gratuidad en la educación superior y una serie de beneficios para los usuarios con créditos educativos del Icetex.

Con respecto a la matrícula cero, cabe señalar que por medio de acuerdos y reasignaciones presupuestales se logró para el segundo semestre del 2021 la gratuidad para 695.000 estudiantes de estratos 1, 2 y 3 en las universidades públicas.

Sin embargo, estos anuncios solo tienen vigencia para este año, por lo que la ministra de Educación, María Victoria Angulo, señaló que se buscará hacer que esta medida permanezca en el tiempo por medio de una ley.

Así las cosas, la ley de Inversión Social sería el mecanismo a usar. Concretamente, el artículo 23 del proyecto, que se espera que empiece a ser discutido en las próximas semanas, sostiene:

“El Gobierno nacional destinará anualmente recursos para atender las necesidades de los jóvenes de las familias más vulnerables, mediante el pago del valor de la matrícula de los estudiantes de pregrado de las instituciones de educación superior públicas. Estos recursos se dispondrán a través de Generación E, otros programas de acceso a la educación superior pública y el fondo solidario para la educación creado mediante el Decreto Legislativo 662 de 2020”.

Este artículo mantiene estrategias ya utilizadas como el programa Generación E como una de las principales herramientas para el acceso a la educación superior, como ya se venía haciendo desde antes de la Pandemia.

Sin embargo, una de las principales novedades es que mantiene al Fondo Solidario para la Educación, creado el año pasado en medio de la emergencia económica, no solo como una medida para tiempos de crisis sino mantenida en el tiempo.

Cabe recordar que a este fondo corresponden los recursos asignados por el Ministerio de Educación en los últimos tres semestres (incluyendo el actualmente en curso) directamente a las universidades públicas para garantizar la gratuidad.

Pese a ello, es importante mencionar que dichos recursos no fueron suficientes para garantizar la matrícula cero, sino que se utilizaron recursos de las gobernaciones y alcaldías, así como dinero propio de las instituciones.

De dónde vendrán estos nuevos recursos no es algo que esté especificado en el texto del proyecto, por lo que aún quedan dudas respecto a las fuentes de financiación.

De igual manera se menciona que la medida beneficiaría a “jóvenes de las familias más vulnerables”, pero no se aclara si se mantendrá la cobertura de matrícula cero a todos los estudiantes de estratos 1, 2 y 3 o si se reducirá o se aplicará otro mecanismo para seleccionar a los beneficiarios. Tampoco se especifica si el fondo solidario tendrá más o menos recursos.

Al respecto, el proyecto especifica que, tras su aprobación, el Gobierno será el encargado de hacer la respectiva reglamentación mediante decretos u otro tipo de actos administrativos.

Alivios a usuarios de Icetex

El mismo artículo 23 incluye un aparte especial para crear alivios con los créditos educativos ofrecidos por el Estado por medio del Icetex. De esta forma, se incluye uno de los puntos presentes en la pasada reforma a la entidad que fue archivada en el Congreso el pasado mes de junio.

“El Icetex y las entidades públicas del orden nacional que hayan constituido fondos y/o alianzas con éste para el desarrollo de programas de acceso a la educación superior podrán otorgar estímulos, y adoptar planes de alivio, de conformidad con las normas que regulen la materia. Lo anterior podrá ser implementado por las entidades públicas del orden territorial en el marco de su autonomía”, dice el texto presentado por el Gobierno.

Un punto novedoso de la norma es que se incluyen a los fondos de acceso a la educación superior en la creación de alivios. Es decir, los beneficios no solo serán para usuarios de Icetex sino de los fondos creados por alcaldías y gobernaciones.

Pese a ello, de nuevo la redacción del artículo ha generado dudas, dado que no se especifica cuáles ni cómo serán los alivios a los usuarios. Esto también deberá ser reglamentado tras la aprobación del proyecto, pero desde ya el Icetex señaló que se espera incluir programas de condonación de capital o reducción de la tasa de interés.

WEBGRAFÍA: EL TIEMPO.