Blog

75 COLEGIOS EN CUNDINAMARCA INICIAN MODELO DE ALTERNANCIA.

La secretaria de Educación de Cundinamarca confirmó que “75 sedes educativas con 2.988 estudiantes en el departamento de Cundinamarca iniciaron el plan piloto de regreso a clases bajo la modalidad de alternancia”.

 

El Gobernador de Cundinamarca Nicolás García señaló que fue una decisión conjunta entre Gobierno nacional, la gobernación, alcaldes municipales, rectores, docentes y padres de familia. Los municipios que iniciaron con este modelo son: La Peña, Fosca, Gama, Cajicá y Tabio y en próximos días Caparrapí, Tena, Quetame, Junín, Guayabetal, Tausa, Anapoima y Carmen de Carupa.

Del mismo modo el Gobernador puso la meta de que en un mes todos los municipios de Cundinamarca implementen el modelo con los respectivos protocolos de bioseguridad para todo el plantel educativo. 

“Comenzaremos con 11 municipios y tenemos la meta de poder tener a todos los municipios del departamento en alternancia. Nuestros niños contarán con todos los cuidados y los protocolos de bioseguridad en las aulas. Los municipios que dependen de la red educativa del departamento, así como los certificados, todos trabajando de la mano del Ministerio de Educación Nacional y de los docentes en beneficio de nuestros niños”, señaló Nicolás García, Gobernador de Cundinamarca.

Por otro lado, la Gobernación informó, mediante un comunicado oficial, que los 108 municipios no certificados, se encuentran conformado los comités de alternancia en los cuales se están realizando los respectivos análisis de cada sede educativa, el comportamiento de la Pandemia y las condiciones de bioseguridad.

De acuerdo con la corporación llamada PaPAz la suspensión de las clases “ha generado pérdidas en el aprendizaje y afectaciones a la salud emocional de los estudiantes”. Del mismo modo esta corporación, que trabaja en protección de los derechos fundamentales y prevalentes de niñas, niños y adolescentes señala que no volver a las aulas se estaría discriminando a los menores de edad que se encuentran en zonas rurales y no cuentan con acceso a un dispositivo electrónico y a internet.

“Es discriminatorio ya que, al delegar la implementación de este modelo, se condena a la población de bajos recursos y ubicada en zonas rurales sin acceso a internet”.

Webgrafía: EL NUEVO SIGLO.

Videografía: EL TIEMPO.